La Declaración Final de la Conferencia sobre Reforma Agraria y Desarrollo Rural (CIRADR), celebrada en Marzo de 2006 en Porto Alegre, Brasil, ha inspirado las reflexiones iniciales:


Reconocemos que las políticas y prácticas para ampliar el acceso cierto a la tierra, al agua y demás recursos naturales y el suministro de servicios rurales deberían ser revisadas para lograr el completo respeto de los derechos y aspiraciones de la población rural, mujeres y grupos vulnerables, incluyendo comunidades rurales tradicionales e indígenas...”


El propósito de este documento es confirmar que existe una voluntad clara de profundizar el tema tierra y territorio junto a los pueblos indígenas a partir, antes de todo, de las experiencias de personas que conocen profundamente el tema y desde años están involucrados en eso.


Los principios mencionados y las herramientas propuestas se enmarcan e en el cuadro de la Política FAO sobre los Pueblos Indígenas y Tribales y son plataformas para impulsar una integración de visiones que pueda llegar a iniciativas concretas de terreno.