Cartes veta ley para exonerar deudas a los campesinos

4 Agosto 2017
Language of the news reported
Español

Las protestas de los campesinos tienen un tiempo indefinido hasta que el Ejecutivo apruebe todos los acuerdos que exigen para atender la emergencia en el sector.

 
 

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, vetó el estatuto aprobado por la Cámara de Diputados para dar subsidios a los campesinos de ese país que protestan para exigir sea declarada una emergencia para el sector. 

A pesar de que Carter había considerado dejar que dicho estatutos se cumplieran a cabalidad, analizó y decidió vetar el proyecto de ley porque considera que "condenaría el futuro económico" del país.

El mandatario se pronunció este viernes sobre la ley aprobada en favor de exonerar las deudas a los campesinos y expresó que "los paraguayos somos solidarios, y siempre estamos dispuestos a ayudar a quienes más lo necesitan. Pero no podemos postergar el bien de todos los paraguayos privilegiando a unos cuantos, ni usar la necesidad de la gente como instrumento proselitista".

La ordenanza aprobada consiste en la cancelación de 10.000 dólares máximo por más de 30 hectáreas de extensión de tierra que posea un productor, y tuvo 28 votos a favor por parte del Partido Liberal y 27 votos en contra por los gobernantes del Partido Colorado.

Los campesinos paraguayos permanecen movilizados en el centro de Asunción, y afirmaron que las protestas continuarán hasta que se promulguen aquellas normas que tuvieron el visto bueno por parte del poder Legislativo para solucionar la emergencia que afecta a este sector. 

Los campesinos piden al presidente firmar las leyes de Emergencia Nacional de la Agricultura Campesina y de Rehabilitación Financiera, que atenderá las necesidades en cuanto al acceso a los servicios básicos, de vivienda y de tierra. La iniciativa busca no solo la condonación de la deuda sino la atención prioritaria para el sector. 

Desde el pasado 10 de julio las movilizaciones se han hecho sentir con más fuerza en la Asunción y este viernes intentarán manifestar en frente del palacio presidencial Mburuvicha Roga, aunque está prohibido.

Desde el pasado 10 de julio las movilizaciones se han hecho sentir con más fuerza en la Asunción y este viernes intentarán manifestar en frente del palacio presidencial Mburuvicha Roga, aunque está prohibido.