"¡Nuestras tierras, nuestras vidas, las mujeres nos movilizamos!" Esta es la famosa consigna de la caminata Women2Kilamajaro que llevó a que la asamblea masiva de mujeres rurales de toda África aprobara una carta de reivindicaciones que aboga por unos derechos a la tierra más inclusivos para las mujeres. 

 

Hubo cantos y bailes, pero sobre todo reinaron la tenacidad y determinación absoluta para asegurar que se escucharan sus voces. Su ascenso al Kilimanjaro resultó no haber sido en vano cuando en la novena reunión anual sobre género previa a la Cumbre de la Unión Africana, que se celebró en Addis Abba, se aprobó oficialmente la carta de reivindicaciones iniciada por la asamblea masiva de mujeres rurales. La carta, que incluye 15 demandas específicas, aborda el acceso de las mujeres al uso, control, posesión, herencia y disposición de sus tierras y recursos naturales[1] con el objetivo último de ayudar a las mujeres del continente africano.  

Kafui Adjamagbo-Johnson, Directora de  Women in Law and Development in Africa(WiLDAF), que también es miembro de la Coalición, estuvo presente durante la reunión previa a la Cumbre. Kafui describe la aprobación de la carta como el "reconocimiento legal [que las mujeres rurales] han estado esperando" para ayudar a promover la causa de la igualdad de derechos a la tierra para las mujeres y "reforzar las actividades de promoción de WiLDAF en África Occidental".

"Ahora que la Unión Africana está informada y reconoce la posición de las mujeres rurales, cabe esperar que preste más atención a estas cuestiones", dice la 

Directora. "Establece estrategias y mecanismos para cumplir con la igualdad en los derechos de las mujeres y actuar ante las distintas discriminaciones y violaciones de derechos que padecen las mujeres en el seno de sus familias y comunidades".

Qué implicaciones tiene esto para el futuro de los derechos a la tierra de las mujeres en África? Aunque no hay ningún elemento vinculante para la acción política de los gobiernos de la Unión Africana, este respaldo histórico es un paso en la dirección correcta para ayudar a que organizaciones como WiLDAF sigan con sus esfuerzos de movilización. El reconocimiento solo añade "legitimidad a nuestro trabajo", dice Kafui, lo cual fortalece su lucha por la igualdad de derechos a la tierra para las mujeres rurales.  WiLDAF ya ha iniciado planes estratégicos en los países en los que trabaja con miras a mejorar las políticas de derechos de las mujeres en materia de tierra, que incluyen la creación de capacidades y un incremento de las actividades de divulgación con los gobiernos locales y nacionales de África.


[1] Women to Kilimanjaro . (Octubre de 2016). Charter of Demands: Actualizing Women's Land Rights in Africa [Comunicado de prensa]. Consultado en: http://us-cdn.creamermedia.co.za/assets/articles/attachments/68327_engli...

Copyright © Fuente (mencionado arriba).  Todos los derechos reservados. Land Portal distribuye materiales sin la autorización del poseedor de los derechos de autor basándose en la doctrina del “uso razonable”, que consiste en publicar noticias con motivos informativos y no comerciales. Si eres el poseedor de los derechos de autor de un artículo y quieres que no aparezcan en la página, no dudes en contactarnos mediante el correo hello@landportal.info y lo retiraremos inmediatamente.

Múltiples noticias relacionadas con la gobernanza de la tierra son incluidas cada día en landportal.info por los usuarios del Land Portal, de múltiples fuentes, como nuevas organizaciones, instituciones e individuos que representan una variedad de posturas sobre un tema. Los derechos de autor del artículo pertenecen a su autor; Land Portal Foundation no posee ningún derecho para editar o corregir el artículo, y por ello, Land Portal Fundation no respalda su contenido. Para realizar correcciones o preguntar por permiso para republicar u otro uso autorizado de este material, por favor contacte directamente con el poseedor de los derechos de autor.