Crítica situación de campesinos en tierras recuperadas

Oficinas de derechos humanos encontraron que no hay condiciones dignas para que las víctimas retornen a sus zonas

 

La Defensoría del Pueblo denunció este sábado la crítica situación de 80 campesinos, entre ellos 20 niños, que regresaron a una hacienda del norte del país luego de que el Gobierno les devolviera las tierras que le habían arrebatado las autodefensas. 

La Defensoría Regional del departamento de Córdoba y la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) "encontró que no hay condiciones dignas para que las víctimas retornen a la zona y que sus derechos a la salud, vivienda, agua, educación y seguridad no están garantizados".

Según las verificaciones, 60 adultos y 20 niños que regresaron el año pasado a la hacienda Santa Paula, cerca de Montería, capital de Córdoba viven en casas precarias "construidas hasta con bolsas de plástico, prácticamente a la intemperie", señala un comunicado de la Defensoría del Pueblo.

Estas familias hacen parte de las 189 beneficiadas con 16 sentencias de restitución de tierras para retornar a sus lugares de origen, luego de que perdieran sus predios bajo presiones y amenazas de la llamada Fundación por la Paz de Córdoba (Funpazcor), una organización de fachada creada por los jefes de las AUC, los hermanos Carlos y Fidel Castaño.

En su accionar criminal entre 1991 y 2006, dice la Defensoría, los Castaño despojaron de sus tierras a familias campesinas, entre ellas a las que habitaban la hacienda Santa Paula, de 1.195 hectáreas.

En abril del año pasado, el presidente Juan Manuel Santos devolvió a 60 familias campesinas del departamento de Córdoba las tierras que les fueron arrebatadas por los hermanos Castaño. 

EFE

10 Mayo 2017
Language of the news reported
Español