Mujeres campesinas exigen promoción de la agricultura familiar

9 Marzo 2017
Language of the news reported
Español



Un grupo de alrededor de cien mujeres provenientes del interior del país se manifestaron esta mañana frente al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El pedido principal fue contar con una Ley de Promoción de la Agricultura Familiar Campesina.

En los últimos años, la agricultura familiar se ha reducido notablemente, y cada vez es más difícil la venta de los productos, manifestó Florencia Perales, una de las manifestantes.

La mujer vino de Cruce Liberación, del Departamento de San Pedro. Tiene 51 años y desde hace décadas se dedica a la agricultura, junto con sus siete hijos, de entre 22 y 17 años, comentó.

Como la situación se complicó, algunos tuvieron que abandonar la escuela y dedicarse al campo, explicó.

Datos. De acuerdo a datos del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), actualmente solo el 6,3% de la tierra cultivable se dedica a la producción familiar campesina.

En el documento Agricultura Familiar: ODM y Gasto Público, del economista Gerardo Benítez, se concluye que los gastos públicos en apoyo de la Agricultura Familiar se han venido reduciendo en forma sostenida desde el 2012.

Tierras. Las mujeres campesinas que se manifestaron ayer también hicieron hincapié en el hecho de que las pocas tierras con las que cuentan se van reduciendo ante el avance de otras actividades mecanizadas.

Esto se reafirma con la investigación hecha por la socióloga Marielle Palau, de la organización dedicada a las investigaciones sociales BASE IS. La especialista asegura que durante los últimos años, la tierra destinada al agronegocio en Paraguay, especialmente la plantación de soja, se duplicó hasta llegar al 94% de la tierra del territorio cultivable en el país, mientras que la destinada a la agricultura familiar campesina se redujo a la mitad.

Las manifestantes mencionaron a la Reforma Agraria como una de las reivindicaciones más urgentes, por lo que terminaron su recorrido por el centro, frente al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).