Imagen de fcarpano

¿CÓMO DIFUNDIR Y HACER EFICAZ LAS DIRECTRICES VOLUNTARIAS?

Estimados colegas:

Después de un largo y provechoso proceso de consultación, en mayo de 2012 el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CFS por su sigla en inglés) aprobó las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza Responsable de la Tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques en el Contexto de la Seguridad Alimentaria Nacional.

Para difundir y promover  las Directrices voluntarias entre los miembros y los usuarios del Portal sobre la Tierra y sus compañeros, el Portal ha creado una página específica sobre las Directrices. Además, el Portal lanza esta discusión para compartir entre nosotros nuestras experiencias sobre la difusión y la implementación de estos tipos de herramientas voluntarias. 

Por lo tanto, los dos aspectos de esta discusión serán:

MO difundir las Directrices voluntarias: ¿Cómo se pueden difundirlas?  Compartan con nosotros ejemplos concretos en cómo estos tipos de herramientas voluntarias pueden ser promovidas.

MO hacer eficaz las Directrices voluntarias: ¿Cómo podemos hacer funcionar estos tipos de herramientas voluntarias? Compartan con nosotros sus experiencias sobre plataformas formadas por varios actores a nivel nacional que están contribuyendo a ampliar el compromiso sobre procesos de tenencia de la tierra.  

Ustedes pueden participar en la discusión dejando un comentario en esta página. Les invitamos a inscribirse en el Portal de Tierra. Si tienen problemas, pueden enviar sus observaciones por correo electrónico a la Sra. Francesca Carpano, f.carpano@ifad.org, dado que el FIDA será el facilitador de esta discusión.

Comentarios

Imagen de Claudia Cárcamo

Estimad@s compañer@s, Les

Estimad@s compañer@s,

Les escribo desde Honduras, donde los problemas de tenencia de tierra son muy fuertes y existe una gran expectativa porque las directrices voluntarias sean asumidas por el gobierno y ayuden a solucionar los grandes conflictos que se han presentado hasta ahora.

Varias ONG´s que trabajamos con campesinos pensamos que la difusión de las directrices debe hacerse en todos los niveles, comenzando por los entes gubernamentales y gobiernos locales. El problema que se identifica es que se necesita la voluntad política del gobierno para asumir y hacer efectivas las directrices.

A nivel de pequeños productores es más fácil darles a conocer un instrumento que puede ayudarles a reclamar sus derechos a través de talleres, eventos, campañas en medios de comunicación locales, entre otros. Sin duda, las directrices representa una base importante para la incidencia, el vacío se encuentra en las instituciones gubernamentales que no se interesan por solucionar los problemas de tenencia de tierra, que aquí están llenos de corrupción y ha provocado la pérdida de muchas vidas humanas.

Este es un gran reto y me parece de gran ayuda que podamos tener especios como este para el intercambio de experiencias, opiniones, desde la dinámica de nuestros países.

Un fraternal saludo,

Imagen de fcarpano

Mensaje por Fernando Eguren

Mensaje por Fernando Eguren Lopez, CEPES


Lo primero que hay que hacer es, obviamente, que sean conocidos por los diferentes sectores interesados. Para que las organizaciones campesinas y de agricultores se enteren, es fundamental re-escribir las Guidelines, pues tal como están son muy largas, enrevesadas, pesadas y reiterativas. Habría que hacer una versión mucho más corta, ordenada y en un lenguaje comprensible. Aunque las Guidlines son voluntarias, es de alguna manera un reconocimiento de derechos y deberes, y eso ya es bueno y útil. La parte delicada de esto es que esta versión ‘popular’ tiene que ser fiel al espíritu y la letra del documento original, no ser una ‘interpretación’ de éste. Si es que ya existen iniciativas en ese sentido, sería bueno que la ILC las haga conocer. Eventualmente podría seleccionarse la mejor versión ‘popular’ y que se vaya convirtiendo en la referencia estándar.


Interesa, igualmente, adaptar las Guidelines al cuerpo legal de cada país. Es decir, hacer una suerte de balance por país para ver en qué medida las legislaciones actuales ya incorporan los Guidelines, qué ausencias hay y qué  contradicciones hay. De tal balance puede resultar una propuesta de modificación de la legislación nacional. En algunos países podrían fundamentar nuevas ‘leyes de tierras’.


Para hacer las Guidelines más instrumentales, conviene diferenciarlas para tierras, pesca y bosques. Los países tienen legislaciones e instituciones específicas para la actividad pesquera. Entonces hay que adecuar los Guidelines para eso. De alguna medida hay que hacer lo mismo con los bosques.

Imagen de fcarpano

Mensaje de Paolo

Mensaje de Paolo Groppo, FAO


Estimad@a tod@s,


Una introducción es necesaria.


Escribo estas reflexiones el día siguiente de las mega manifestaciones que se realizaron en varias capitales europeas en contra de un modelo económico que está devastando una cantidad creciente de la población de este mundo.


Muchas voces se han elevado desde varios años y desde varios lugares para tratar de explicar como la medicina que le está dando al enfermo solo acabará con él mismo. Morir para salvar “este” mundo es probablemente la última cosa que queremos hacer. El primer punto es de tratar entender de donde viene esta persecución intelectual que continua primando el mundo de la financia en contra del mundo del trabajo y que logra, como único resultado, aumentar aún más la concentración de riqueza en siempre menos manos.


Los que, en nuestro trabajo, han estado trabajando en el campo acompañando proyectos, programas por años, sabemos que tenemos al frente de nosotros instituciones que, a lo mejor, son débiles, poco transparentes, fácil a la corrupción. A niveles superiores la situación no mejora mucho y el resultado es que, considerando las relaciones de poderes existentes, poco se hace a partir de los centros de poderes nacionales y mucho espacio se le deja a centros de poder (económico-financiero) internacional/extranjero que poco a poco van asumiendo un papel directivo dentro de los países y poniéndose arriba de las instituciones oficialmente responsables para eso.


Este proceso, que llamo de “extracción de democracia” funciona con los mismos mecanismos de las mafias: se crea un mecanismo de miedo, que obligue los de abajo a no contestar, se aumenta la presión fiscal, económica y financiera sobre ellos y se empieza a extraer lo poco que les queda. En los niveles intermediarios se ponen funcionarios con responsabilidades crecientes, que reciben su coima por este trabajo sucio, que consiste esencialmente en meterle la cara en lugar de los verdaderos decisores que no son más reconducibles al contexto político moderno: no se trata más (o cada día menos) de Estados Naciones poderosos que pretenden dominar el mundo (los Rusos o los Americanos en el pasado en las opuestas idiosincrasia capitalista-comunista, sustituida ahora por “el peligro Chino”)  sino de entidades liquidas como diría Bauman, Fondos de Jubilaciones, Compañías transnacionales o similares. Se le construye alrededor todo una ideología de la santificación del capital que nadie se atreva a tocar más.


No olvidemos que mismo el Papa Juan Pablo segundo declaró públicamente sus fuertes criticas a este modelo sin que nadie haya sentido la necesidad de responder a esto, así confirmando que entre el capital y la religión, quien manda es el capital.


Aquí viene entonces la cuestión de la gobernancia. Vivimos un periodo histórico de rápido empeoramiento de las relaciones sociales y donde se le está dando cada día menos importancia al ser humano. Las manifestaciones de ayer, aún cuando hayan subrayado una realidad continental (para limitarnos  a Europa), no van a modificar nada substancialmente.


A esto mega problema le sumamos lo que se refiere a nuestra área de trabajo: los recursos naturales, la inseguridad alimentaria y la pobreza.


Sabemos desde años que estamos en presencia de recursos naturales que se van reduciendo en disponibilidad global y de manera aún mas acelerada cuando nos referimos a la cuota de buenas tierras y buenas aguas, las primeras a ser acaparradas por los detentores de poder en desmedro de los que detienen derechos históricos sobre ellas.


Este es el panorama real que tenemos al frente. Un huracán que se va preparando, tomando fuerza cada día más y operando en contra de la gente común.


Ahora viene las preguntas: como diseminar las DV (Directrices Voluntarias) y como hacerlas más efectivas.


Es evidente, por lo que digo en la introducción que de poco sirve diseminar las mismas a nivel de los de abajo. Los que sufren de estos robos cotidianos no necesitan recibir copia de un documento que está escrito en idiomas que, disculpen, no pueden entender, tratándose de un documento político, fruto de compromisos y que demanda cualquier acción a una eventual buena voluntad de unos gobernantes que, en muchos casos, son percibidos como parte del problema, no cierto de la solución.


Para mejorar la diseminación lo que se debería realizar es una campaña mirada a los niveles superiores. Ir a ver CEO de las megacompañias, al estilo de Michael Moore, acompañados de cámaras, entregándole copia de las DV y solicitándole compromisos firmes sobre países y proyectos específicos que tengan en curso. Después meterlo en YouTube para informar el publico. Obviamente en este trabajo se debería incluir a los propios países del Norte, siempre listos a dar lecciones a los del Sur. Debido a que estamos aquí en Italia, podríamos empezar con los casos de Eni, Benetton, Generali o de los bancos Unicredit, Intesa y Monte dei Paschi di Siena que, juntos, promueve Italia al segundo lugar entre los países europeos “más activos en las inversiones en tierra al extranjero” como dice el sito de AltraEconomia (http://www.altreconomia.it/site/fr_contenuto_detail.php?intId=3509).


O sea algo que sea un poco agresivo en el sentido mediático, para que exista un mínimo de presión social, de otra forma lo más probable es que no pase absolutamente nada. Pensar que hacer talleres y distribuir folletos a los niveles más abajo pueda, poco a poco, crear esa presión social, me parece aparentarse más a un sueño que a una realidad.


Cuanto a la segunda cuestión, como hacerla más efectivas, aquí las coas se complican aún más. Si el límite que no se puede ultrapasar es la voluntariedad, es obvio que no irán muy lejos. Personalmente creo que debemos partir del principio que estamos en medio de procesos sociales dinámicos. Hasta unos quince años atrás hablar de estos temas erábamos muy pocos; hoy en día se ha lgrado ganar un espacio mediático mas grande y una atención que no se limita a las masacres de campesinos que de vez en cuando ocurren. Esto es algo positivo que confirma que es posible mover adelante la barra de la sensibilidad, de la atención y, por ende, de la acción. Con eso quiero decir que debemos pensar que sea posible influenciar las políticas de los países, aun cuando sabemos (por lo que digo en la introducción) que los márgenes de maniobra que ellos detienen son bastante limitados. Para poderlo lograr por un lado es importante las alianzas, reales y no solo de fachada, entre los promotores de estas DV y,  a partir de allí, tener claro quién debe jugar de delantero y quien en el medio de la cancha y quien en defensa. Hay organizaciones que tienen acceso más fácil a los gobiernos y a los demás actores no gubernamentales, como la FAO, el FIDA, que deberían asumir un papel más protagónico, activando los contactos en los países, oficinas de representación y demás posibilidades ofertas por proyectos/programas en curso de ejecución.


Por su lado el sector no gubernamental puede ayudar en manteniendo la necesaria presión social que aconseje y confirme el interés de ir por un camino de concertación y no de exclusión.


Sabemos que son procesos que tomaran tiempo, cualquier sean los objetivos iniciales, porque de lo que se trata es “poder”. Tiempo no hay mucho, y la paciencia también se va acabando, como demuestran las manifestaciones de ayer. Esto significa que hay que activarse rápido, con una estrategia que sea, a la vez, de buscar donde (en que países y en que temas) sea posible arrancar, con cual agenda mínima y con cuales actores interesados y/o dispuestos  a sentarse a una mesa de diálogo y negociación. En paralelo activar una campaña como la mencionada arriba, tratando de identificar algunos sectores del mundo empresarial, que tengan más conciencia y mayor abertura a estos temas. Lo veo difícil, muy difícil para ser sincero, porque lo que motiva la empresa, en general y en particular, es hacer plata, no mejorar la gobernancia. Sin embargo el sector privado hace lobbying continua con los gobiernos y, a medida que crece el peso de la empresa, logra modificar las políticas nacionales en función de sus intereses. Por eso que no es suficiente pensar en actuar solo con dentro del marco de las instituciones de gobierno. El paralelismo con el futbol nos lleva a repetir la necesidad de hacer equipo, de tener unas tácticas (dependiendo de los partidos a jugar) y una estrategia de mediano/largo plazo; sin embargo, sin buenos jugadores es difícil hacer el milagro. No necesariamente Maradona, porque a veces se puede ganar el campeonato mismo teniendo jugadores desconocidos como fue el caso del equipo de Verona de Bagnoli en los años 80. Pero eran un equipo, creían en lo que hacían y habían una motivación superior a los demás. Espero que los entrenadores tengan claro todo eso… y les deseo que jueguen un buen partido.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.